Get pricing

Alloys we recycle

Molibdeno

El molibdeno no ocurre como metal libre en la naturaleza, sino más bien en diversos estados de oxidación en minerales. Industrialmente, los componentes de molibdeno se emplean en aplicaciones de alta temperatura y alta presión, como pigmentos y catalizadores.

La capacidad del molibdeno para resistir temperaturas extremas sin expandirse ni ablandarse significativamente hace que sea útil en aplicaciones que implican un calor intenso, como la fabricación de piezas de aviación, contactos eléctricos, motores industriales y filamentos. El molibdeno se usa también en aleaciones por su alta resistencia a la corrosión y soldabilidad. Aporta resistencia a la corrosión al acero inoxidable tipo 316 mediante «absorción (gettering)» del carbono residual, impidiendo la formación de carburo de cromo en los límites de los granos. La mayoría de las aleaciones de acero de alta resistencia contiene entre 0,25 % y 8 % de molibdeno. A pesar de sus porciones tan pequeñas, se usan más de 43.000 toneladas de molibdeno por año como agente de aleación por en acero inoxidable, acero para herramientas, hierro forjado y superaleaciones de alta temperatura.